Bön

El Bön”  es la tradición más antigua del Tíbet. Comprende enseñanzas y prácticas aplicables a todos los aspectos de la vida, incluyendo nuestra relación con las cualidades elementales de la naturaleza, nuestro comportamiento ético y moral, el desarrollo del amor, la compasión, la alegría y la ecuanimidad y las más elevadas enseñanzas de la “Gran Perfección” del Bön, el Dzogchen.

 

Según el recuento tradicional del Bön acerca de sus orígenes, muchos miles de años antes del nacimiento del Buda Sakyiamuni, el Buda Tonpa Shenrab Miwoche vino a este mundo y dio a conocer sus enseñanzas en la tierra de Olmo Lungring. Ol simboliza lo no nacido, mo lo que no decrece, lung las palabras proféticas de Tonpa Shenrab y ring su compasión eterna. Algunos eruditos modernos han identificado a Olmo Lungring como Zhang Zhung, la tierra que rodea al Monte Kailish en el oeste del Tíbet y la cuna de la civilización tibetana.

Se dice que Tonpa Shenrab enseñó el Bön en tres ciclos sucesivos de enseñanzas. Primero enseñó “Los Nueve Caminos del Bön”, luego enseñó “Los Cuatro Portales del Bön y el Quinto, el Tesoro” y por último reveló “Los Preceptos Externos, Internos y Secretos”. En el ciclo final de enseñanzas el ciclo exterior es el camino de la renunciación, o enseñanzas sútricas; el ciclo interior es el camino de la transformación,o enseñanzas tántricas y el ciclo secreto es el camino de la auto-liberación, o enseñanzas Dzogchen. Esta división de Sutra, Tantra y Dzogchen también se encuentra en la escuela Nyingma de Budismo Tibetano.

Los seguidores del Bön reciben de los maestros, enseñanzas orales y transmisiones que pertenecen a un linaje ininterrumpido desde tiempos antiguos hasta el día de hoy. Además de que, la mayoría de los textos escritos también han sido preservados. Aunque mucho del Bön moderno es similar al Budismo Tibetano, el Bön conserva la riqueza y el sabor de sus raíces pre-budistas.

Hasta hace muy poco, estas antiguas enseñanzas eran ofrecidas a pocos estudiantes de cualquier generación. Ahora, sus lamas se están acercando a afortunados estudiantes occidentales para enseñarles las ricas prácticas y tradiciones espirituales del Bön.

A través de los esfuerzos incesantes de Su Santidad Lungtok Tenpai Nyima Rinpoche, el 33o. Abad de Menri y de Yongdzin Tenzin Namdak Rinpoche, el Maestro principal de la tradición Bön, dos nuevos monasterios han sido construidos fuera de Tíbet: El monasterio Tashi Menri Ling ,construido originalmente en 1405, y que ha sido restablecido en Dolanji, India, y el monasterio Triten Norbutse, construido en el siglo XIV en Tíbet , y que también se ha establecido en Katmandú, Nepal.

Ambos monasterios están calificados para otorgar el grado de Geshe (doctorado). El monasterio Menri también tiene una escuela primaria hasta el 8º grado y un orfanatorio para más de 150 niños y niñas. Ambos monasterios son una fuente actual y moderna de la cultura Bön, erudición y compasión en acción.

Personalmente, el año 2009 ha sido muy especial en cuanto a la conección establecida con las enseñanzas Bön, primero con  Alejandro Chaoul y luego en el verano, al poder conocer directamente a S.S. Lungtok Tenpai Nyima Rinpoché y Lopon Tenzin Namdak Rinpoché en Shenten, el monasterio central Bön en Europa radicado en Francia. En octubre de ese año conecté directamente con Tenzin Wangyal Rinpoché en Barcelona,  y hemos establecido una relación permanente a lo largo de estos años en sus sucesivas visitas a España, de tal manera que en estos momentos coloboro con el en la puesta en marcha del Instituto Ligmincha España,  junto a entusiastas practicantes de diversas localidades del país. Este año nos volveremos a ver en Málaga del 9 al 11 de mayo ,  y en septiembre en el retiro de graduación de la Academia de las Tres Puertas y que concluye el entrenamiento de tres años que estoy realizando en México. Hemos fijado  su visita para Canarias en 2015 y comenzar a establecer las bases para que las enseñanzas y los ciclos de entrenamiento del Bön puedan ser impartidos en el Centro Milarepa, con lo que ello implica para los canarios y quienes deseen acercarse a estas hermosas islas. Permitánme ahora compartir  recuerdos,  en 1991 me encontraba en Katmandú a apenas dos minutos andando del monasterio Bön y estaba decidio a conocerlos, pero un querido y bien intencionado amigo con quien me encontraba en esos momentos me dijo literalmente: “son bonpos, así que esos lugares no visitarlos, mantente lejos de ellos”, y regresamos a Bodhanat. Siempre me quedó la duda del porqué no subir al menos a saludarlos  y seguí mi camino, jalonado con hermosos  encuentros con Maestros Nigmapas ( Dilgo Khyentse Rinpoché y Choklin Tersar Rinpoché) , Kagyupas (Jamgon Kongtrul Rinpoche,Tai Situpa, Saljai Rinpoche y Akong Rinpoché entre otros) y Gelugpas (S.S. el Dalai Lama), con estancias en diversos monasterios en Taliandia, India,Nepal, Francia y Escocia, así que el tiempo fué bien aprovechado y muchas las bendiciones recibidas, que han inspirado mi caminar por la vida. Veinte y tres años después  se cierra el círculo y he andado  ese pequeño camino que me separaba  del monasterio Bön, durabnte la visita que realicé a Nepal en julio del 2013 y entrevistarme allí con Lopon Tenzin Nandak Rinpoché. Ha  como regresar a una casa que también es la tuya y encontrar a excelentes amigos. Los prejuicios no son un buen compañero para un practicante del Dharma, y anímo desde estas líneas a darse la oportunidad de conocer y transitar aquellas sendas que consideren con el corazón y la mente abiertas, pues  creo sinceramente que esa es la forma de seguir la Senda de los Buddhas de los Tres Tiempos y las Diez Direcciones como bien se expresa en los textos.

Desde el Buddha Tompa  Sherab al Buddha Sakyamuni, desde Tapiritsa a Milarepa y los Buddhas  y Bodhisattvas que están por venir, la enseñanza tiene siempre un mismo sabor, el de la libertad,  y un mismo sentido y dirección: “dejar de hacer el mal, aprender al hacer el bien, purificar el corazón y la mente y que ello sea para el bien de todos los seres”... y nuestra naturaleza original ha sido siempre  brillante y luminosa como el espacio, no condicionada sino por la ignorancia de no reconocernos como los Seres Plenos que ya somos. En mi hay una muy íntima y fuerte conexión con el Dharma y la Escuela Karma  Kagyu en particular, a la vez que   uno de mis Maestros más queridos viene del  Theravada como es el caso de Dhiravamsa, con quien he practicado muy extrechamente a lo largo de quince años. En lo que hace referencia a Tenzin Wangyal Rinpoché, éste nunca me ha pedido que me haga “Bónpo”, solo me pide que sea un ser humano digno y decente y esto ya es bastante y en eso estamos, a semejanza de la enseñanza de Milarepa cuando decía; “si eres un ser humano, piensa, siente, habla y actúa como tal, dignifica tu condición”. Esto lo entendia muy bien el V Dalai Lama  quien afirmaba: ” soy budista por naturaleza, pero Bön en mi corazón”, y en la misma senda de reconocimiento y valoración continúa el Dalai Lama actual, y es una buena senda y un buen ejemplo de respeto, corazón abierto y amplitud de miras.